You are here
Home > reflexión > Los niños no aprenden de la gente que no les gusta

Los niños no aprenden de la gente que no les gusta

niño manos aprende no gusta
Tiempo de lectura: 1 minuto

Leyendo una entrada hablando sobre sobre el factor humano en la educación (que te recomiendo que leas), he dado con este vídeo y la frase que da titulo a la entrada. Da mucho que pensar ¿verdad? Sobre todo, porque piensas que es para los niños. Pero yo me he descubierto pensando si me pasa lo mismo y ¿adivinas la respuesta?

En este vídeo, Rita Pierson nos habla sobre eso: la importancia del factor humano, algo aunque hablemos de tecnología no debemos dejar de lado

Y me surge otra pregunta ¿estáis seguros de que la tecnología es incompatible con ese factor humano? ¿qué relación tenéis con el que ocupa el despacho que está dos o tres puertas más allá del vuestro?

(vía INED21)
Miguel

Profesor de la UPV
http://about.me/mrebollo

http://www.mrebollo.es
  • Borja Velázquez Martí

    En relación al video, estoy totalmente de acuerdo con Rita Pierson. La empatía entre el profesor y el alumno es un factor importante en el proceso de aprendizaje.

    Me ha gustado especialmente el comentario que hizo a sus alumnos, “nosotros hemos tenido suerte porque a ustedes, los mejores alumnos, se les ha asignado a mí por ser la mejor profesora, y por eso vamos a demostrar al resto como se hace”. Es una manera de hace sentir al grupo especial, y hacerlo totalmente motivado.

    Respecto a la pregunta que se plantea, pienso que la tecnología no es incompatible con ese espíritu que plantea le video. Los alumnos on-line pueden ser motivados sintiendo la lección electrónica a traves de las TIC como un reto, y desde luego sentirse especiales y pertenecientes al grupo de trabajo. No obstante, ese sentir debe ser construido por el profesor, y para ello debe tener las habilidades y dominio de las técnicas docentes correspondientes. Para ello nos formamos y somos concientes de donde queremos llegar.

    Por último, los profesores, igual que los alumnos, debemos sentirnos parte del grupo de docentes y de la institución. El sentido de aislamiento del docente no es, en ocasiones, inusual, y las TIC puede incrementar ese sentimiento negativo, que repercutirá en la docencia. Por tanto, los docentes debemos buscar un equipo de trabajo, donde poner a la palestra nuestra visión, contrastarla y consensuarla.

    La pertenencia al grupo retroalimenta nustro trabajo y nos sirve también de reconocimiento, siempre necesario. Las TIC, permite que el equipo de trabajo sea más amplio. No sólo a los compañeros que tenemos en el pasillo, que a lo mejor, no piensan como nosotros.

    Todos estos aspectos, tanto la empatía entre el grupo de docentes, como con los alumnos son aspectos a trabajar, como profesionales que somos del sistema enseñanza-aprendizaje.

Top