e-Evaluación de competencias






         Innovaciones y propuestas para la e-evaluación de competencias en la universidad

28 noviembre, 2016

¿Qué es un portafolios?

Filed under: portafolios @ 07:00
Tiempo de lectura: 3 minuto(s)

portafoliosEl portafolios es un instrumento o una herramienta de evaluación adecuada cundo se trata de evaluar tareas complejas.  Una de las definiciones que me parece más completa es

“Es un entorno de trabajo que puede almacenar y proporcionar acceso a múltiples recursos en varios formatos. Incluye objetivos, procesos, reflexiones, evidencias, evaluaciones, logros, etc. que pueden combinarse de varias formas para producir distintas vistas para audiencias diferentes”
(I. Munro, 2011)

A los elementos que componen el portafolios muchas veces se les llama artefactos. Si has entrado en la instalación de Mahara del taller habrás visto esa opción. Para los alumnos, un portafolios proporciona cierta capacidad de elección sobre cómo va a ser evaluado, proporcionándole un sentido de propiedad mayor sobre los resultados de su trabajo.

Creo que casi todos ya sabéis lo que es un portafolios, así que me voy a centrar más en las características de los portafolios electrónicos. Si quieres saber más, te recomiendo que leas

Cuando usamos medios electrónicos para mantener los portafolios, debemos tener en cuenta ciertas particularidades

  1. la tecnología debe ser algo invisible (en la medida de lo posible): el portafolios es sobre las personas, no sobre las herramientas.
  2. las posibilidades de comunicación son clave: los comentarios proporciocnan una realimentación inmediata y son un elemento motivador.
  3. soporte a lo largo de toda la vida: el portafolios es un documento vivo, que perdura en el tiempo, que evoluciona y que debe estar disponible también cuando el alumno salga de la universidad.
A la hora de crear un portafolios electrónico, tenemos principalmente 3 posibilidades:
  • usar una herramienta dedicada, como Mahara
  • emplear herramientas de gestión de currículum (lo ampliaré en otra entrada)
  • adaptar herramientas generales, como una página web o carpetas compartidas en la nube, por ejemplo en Dropbox o Google Drive

En este curso vamos a probar una herramienta propietaria, pero te recomiendo que explores el resto de posibilidades antes de tomar una decisión. Piensa que el apoyo que tenemos en la UPV en este tema es nulo (también te lo cuento otro rato)  y todo el esfuerzo recaerá sobre ti, así que usa lo que te resulte más sencillo.

Y para acabar, os dejo alunas preguntas abiertas que hay que plantearse y cuya respuesta nos indicará el tipo de soporte que debemos utilizar.

  1. sobre la propiedad del portafolios,
    • ¿a quién pertenece?
    • los exámenes pertenecen a la institución ¿puede hacerse lo mismo con algunos elementos del portafolios?
    • ¿quién decide cuándo y a qué se accede? ¿quién puede hacer cambios?
    • ¿qué ocurre cuando se transfiere a otra institución?
  2. sobre la autoría del portafolio
    • ¿cómo se puede garantizar la autoría de las evidencias?
    • ¿las leyes de propiedad intelectual son suficientes?
    • ¿qué se puede incluir y qué no en un portafolios electrónico?
  3. sobre la evaluación
    • ¿qué tipo de evaluación soporta?
    • ¿qué datos sobre la evaluación se almacenan? ¿cómo? ¿durante cuánto tiempo?
    • ¿cómo los estudiantes pueden evaluar los programas en los que participan?
    • ¿cómo afecta a la evaluación/certificación de la propia institución?
  4. sobre el soporte
    • ¿el sistema escala cuando aumenta el número de portafolios y su tamaño?
    • ¿existe una infraestructura suficiente?
    • ¿hay una plantilla adecuada para gestionarlo?
Las preguntas de los apartados 3 y 4 son muy particulares de cada uno. Pero, pensando en un portafolios para evaluar las competencias de la UPV ¿qué opinas sobre las preguntas de los apartados 1 y 2? Y añado otra más ¿El alumno debería elaborar un único portafolios que englobe todas las competencias transversales o las evidencias deberían quedar repartidas por las distintas asignaturas?
Para saber más

Otras entradas:

  • Igor Fernandez

    Buenas a todos,

    A mi parecer la autoría del mismo es compartida entre el alumno como autor principal y el profesor como tutor, al igual que cualquier otro trabajo académico. En todo lo relacionado con la propiedad opino de igual manera. Debe ser un trabajo público con autoría compartida que puede ser solo editado por sus autores. Pero el uso debería ser público.

    En cuanto a la garantía de la autoría de las evidencias, pues casi como con cualquier trabajo académico debemos basarnos en lo que nos entregan. Bien es cierto que hoy en dia los medios digitales permiten un mayor volumen de fraude, plagio y triquiñuelas diversas, aunque también contamos con algunas herramientas para valorarlo. Hasta el momento me he negado a ejercer de policia recordando a los alumnos que la no cita constituye autoría y que el plagio es un delito tipificado en la legislación española. ¿Que pasa con nuestra responsabilidad como co-autores?

    En cuanto a que incluir o no en un portafolio electronico creo que una de sus ventajas reside precisamente en la posibilidad de incluir multitud de diversos materiales en diversos formatos, su perdurabilidad, trazabilidad y publicidad.

  • Maite Sfr

    hola,
    me parece una buena observación la de Igor sobre la autoría compartida entre alumno y tutor. El asesoramiento del tutor va a influir en gran medida en los contenidos del portafolio. Respecto a la propiedad creo que sería utilizar las licencias de “creative commons” para definir distintos niveles de permisos en función de los intereses de los autores y de la temática.
    A mi parecer el portafolio es una herramienta ideal para una evaluación conjunta y de síntesis de todas las competencias transversales. Si bien para evaluar algunas depende de cómo se plantee su uso, por ejemplo, para evaluar el trabajo en equipo y liderazgo, si se trata de un portafolio individual lo veo más limitado, pero siempre está la opción de plantear portafolios colaborativos.

  • Constanza

    Hola de nuevo,

    Opino igual que Igor, el portafolio tiene una autoría compartida, por lo tanto la propiedad intelectual también será compartida siendo el propietario cada uno de ellos de la parte realizada.

    La autoría de las evidencias sería de los alumnos, comprobando el profesor que no hay plagio (turniting nos facilita esa tarea).

    No tengo muy claro a qué nos referimos con la evaluación. Si es de los contenidos del portafolio, dependerá qué estemos evaluando para realizar un tipo de evaluación u otra, si es respecto de la evaluación del propio portafolio por parte el estudiante, creo que ellos deben evaluarlo y de este modo poder introducir modificaciones para que sea lo más provechoso para su formación.

    Desde mi punto de vista el uso de e-portafolio, aumenta las posibilidades de incluir materiales diversos cosa necesaria actualmente. Si todos optamos por este tipo de portafolio seguramente no tengamos una infraestructura preparada pero estoy convencida que de ser así se encontraría una solución.

  • Isabel López

    Buenas, yo creo que teneis razón la autoría debe ser compartida, pero con uso público. Nuestro trabajo no es tanto la vigilancia del fraude por parte de los autores/alumnos, como enseñar a usarlos y divulgarlos por ello usar un portafolio digital me parece un acierto, conseguiremos divulgar mucho más la información y buscar y controlar las aportaciones.

  • María Jesús Pagán Moreno

    Hola a tod@s,
    Respecto a la propiedad y autoría, considero que es compartida entre el o los alumnos (en caso de trabajo grupal) y el tutor, porque ambos participan en la medida que les toca siendo la autoría propia de la quien ha realizado la aportación. Y como dice Maite se podría utilizar diferentes tipos de licencias creativecommons. No obstante, creo que una de las tareas de los profesores es verificar la autoría que corresponde a los alumnos utilizando las herramientas pertinentes (turniting, por ejemplo). Personalmente, creo que debería existir un único portafolios para evaluar las CT, pero lo veo difícil ya que muchas de las competencias se evalúan con trabajos grupales (los grupos varían según el año académico). Quizás habría que consensuar a nivel de titulación que contenidos conformaría dicho portafolio y que evidencias e incluir las evidencias grupales en portafolios individuales.

    Chus

  • Raúl Oltra

    Hola,
    Yo también coincido en que la autoría debe ser compartida entre los alumnos (o el alumno si es un trabajo individual) y el tutor. Creo que entre ellos, además, deben consensuar cuándo y a qué se puede acceder, dentro de unas normas básicas que debe tener la institución. Los alumnos igual no deben tener acceso a todo, y a generar o modificar, por ejemplo, la estructura del Portfolio…….o quizá sí, según lo que se quiera evaluar con ese portfolio.
    Si se aplica a las CT, creo que sería interesante tener un Portfolio común, único, del alumno, en el que se pueda ver cómo ha evolucionado y llegado a alcanzar un nivel de una competencia concreta a través de toda su etapa formativa.
    Pero claro, para eso debería estar muy bien coordinado y estructurado, no dependiendo de una asignatura, noi de una materia, sino del título en concreto, o más bien de la universidad, para que hubiera homogeneidad y además, pudiera compartirse entre diferentes titulaciones si fuera el caso

  • Miguel Rodríguez

    Hola a todos,
    parece por los comentarios escritos hasta ahora que la autoría debe ser compartida por profesor y alumno, y yo tambie´n coincido con esa idea.
    En cuanto a la otra pregunta, pienso que lo mejor sería un único portafolios para todas las asignaturas y todas las CT. Eso implicaría una evaluación global del alumno de toda su evolución que ya no se podría realizar en cada a asignatura. Como en la práctica tenemos que evaluar competencias en cada asignatura, creo que la opción más realista es un portafolios por asignatura.

  • Javier Estornell

    Hola a todos,

    estoy de acuerdo con los comentarios anteriores respecto a la autoría del portafolio. Debería ser compartida entre profesor-alumno. En cuanto a la posibilidad de hacer cambios debería haber una fecha de entrega del portafolios después de la cual habría que dirigir cualquier proceso de edición. El alumno podría realizar cambios durante el curso teniendo en cuenta los comentarios del profesor y su progreso en los conocimientos adquiridos mejorando y ampliando sus reflexiones.

    En cuanto a la autoría de las evidencias hay diferentes herramientas que permiten detectar plagio. Además en mis asignaturas suelo realizar alguna prueba de evaluación adicional (prueba escrita con una nota mínima para superar la asignatura) en el que compruebo que los alumnos hayan trabajado de manera responsable el portafolio.

    Coincido con Maite en la utilización de las licencias “creative commons” para definir los permisos de utilización del portafolio favoreciendo su difusión y utilización por otros usuarios

  • Miguel J. Reig

    Hola a todos.

    La verdad es que la cuestión de la autoría no se me había ocurrido plantearla, ya que hasta ahora siempre asumía que el portafolio del alumno era un equivalente a una base de datos de su desarrollo/currículum vitae/progreso, donde éste dejaba constancia de sus logros. Sinceramente no sé hasta que punto debe ser compartida entre profesor y alumno (o alumnos en el caso de un trabajo grupal, como bien indicáis), ya que lo genera el alumno y lo supervisa el profesor. Creo que este aspecto debe reflexionarse.

    La idea de que sea público sí que la veo clara, ya que es un documento que realmente muestra a cualquier persona interesada de lo que eres capaz, y como vais indicando, el uso de la licencias Creative Commons es una buena herramienta.

    Viendo la tarea que debemos realizar, me doy cuenta de que la justificación de la autoría sí que es problemática: el determinar la validez de ciertas evidencias y los criterios que la determinan puede ser algo complicado porque en muchos casos va a depender del punto de vista del que lee el portafolio. Aquí coincido con Raúl sobre la necesidad de tener un portafolio único que sirva de marco común para exponer y valorar las CT, con criterios de demostración/justificación que todos podamos aceptar. Esto es crítico si pensamos que cada profesor puede considerar distintos aspectos en distintas asignaturas para evaluar la adquisición de la CT y que esto pueda entrar en conflicto con la forma en que debe desarrollarlo el alumno (unos le dicen que se hace así, otros que se hace de otra forma, …)

    Un poco complicado, creo yo.

    Saludos.

  • David de Andrés

    Me voy a atrever a discrepar del punto de vista general de autoría compartida.
    Voy a apoyarme en la normativa de TFG/TFM de la UPV.

    1. Cuando parte o la totalidad de los ECTS asignados a la materia se organicen mediante trabajo autónomo y tutelado, para la realización de su TFG o TFM, los estudiantes contarán con la dirección de un tutor académico que supervisará el trabajo académico y les dará apoyo en la gestión administrativa.
    2. A través del repositorio institucional se efectuará la difusión de los datos básicos del trabajo y un resumen del mismo. Cuando el autor lo haya autorizado, mediante la firma del correspondiente contrato con la UPV, el texto estará disponible en acceso abierto, que permitirá su consulta a texto completo. La inclusión de los TFG o TFM en el repositorio institucional se realizará respetando los derechos de propiedad intelectual del autor.

    La autoría del trabajo, en este caso portafolios, es del alumno.
    El
    profesor puede guarle, recomendarle, revisar el trabajo, etc., pero el
    autor del mismo es el alumno, tal y como ocurre con los TFG/TFM.
    Por eso, cuando antes se tenían becas que no eran contratos, los alumnos debían firmar la cesión de derechos de todo lo que realizaran ya que la autoría era suya y luego generaba grandes conflictos en los proyectos asociados.
    Así, mi opinión es que la autoría no es compartida entre profesor-alumno, pero sí entre alumnos si colaboran en la realización de un portafolios común.

    El tema de la visibilidad, naturalmente, va ligado a la autoría.
    Si se utiliza únicamente como mecanismo de evaluación de una asignatura, entiendo que pueda hacerse público pero de manera limitada.
    Seguramente no haya problema en compartirlo entre los alumnos de la misma asignatura, para obtener feedback entre pares y que aprendan de sus propios compañeros.
    Pero hacer público a todo el mundo, entiendo que requerirá del consentimiento firmado de los alumnos.
    Es como hacer públicos los exámenes de los alumnos, seguro que hay problemas legales.

    Por otro lado, si el portafolios se utiliza a modo de muestrario de todo lo realizado por parte del alumno a lo largo de la titulación (o incluso posteriormente en su vida laboral), entonces ya es decisión del propio alumno si hacerlo público o no, y cómo gestionarlo.

    Podemos encontrarnos con muchas trabas/problemas legales por asumir que podemos disponer como queramos dle material generado por nuestros alumnos.

  • Isabel Morera

    Hola,
    estoy con David respecto a la autoría del portafolios.
    Creo que el portafolios debe ser del estudiante e incluir todas las evidencias de su curriculum de todas las asignaturas. De esa manera se podrá visualizar (caso de que él lo autorice) todo el progreso desde que empieza hasta que acaba su vida universitaria. Por eso la autoría no debe ser compartida con el profesor. ¿Con qué profesor compartiría autoría?

    Respecto al uso de licencias como CC, creo que en la comunidad universitaria, lamentablemente, no hay cultura de respeto, ni entre los estudiantes, ni entre los profesores. Esto es especialmente preocupante en lo que se refiere a docencia, cosa que no pasa (o pasa menos) en investigación. El desconocimiento no exime de culpa.
    Queda mucho por hacer en este sentido.

    Respecto al soporte, ya estamos sufriendo que la infraestructura no es que es insuficiente, es que no existe.
    Confío en que en un futuro no muy lejano el portafolios forme parte de nuestro vocabulario habitual y más aún, que el e-portafolios sea una realidad.

  • Jesús Martí

    Hola a todos,
    Mi opinión se dirige más a los primeros comentarios de mis compañeros. La auditoria del portafolio debe de ser compartida entre el alumno como autor y el profesor como tutor, ya que este guía al alumno en la creación del mismo aportando sus correcciones y opiniones. En cuanto a quien accede yo creo que debería acceder todos los profesores que tengan que ver con la creación de ese portafolios, ya que este puede iniciarse en una asignatura de primero y terminarse en una asignatura de cuarto, estando relacionado en función de la CTs que se trabaje, por lo que la posibilidad de hacer cambios debería de ser hasta la finalización de sus estudios de las asignaturas relacionadas con esa CTs, alcanzando el nivel de dominio II.
    En cuanto a la auditoría coincido con un comentario anterior donde en los trabajos docentes no se respeta la auditoria como en investigación donde se ejerce un mayor control. También hay herramientas donde se puede comprobar la auditoria de los trabajos y se pueden realizar exámenes sobre temas que se han trabajo en el portafolios para intentar averiguar el grado de conocimiento alcanzado por el alumno.
    Al igual que anteriores compañeros coincido en la utilización de las licencias “creative commons” para definir los permisos de utilización del portafolio favoreciendo su difusión y utilización por otros usuarios, creo que esto favorece a la calidad del mismo y a la divulgación del conocimiento.
    En cuanto a almacenar y el tipo de soporte, creo que actualmente no tenemos ninguna herramienta ni infraestructura suficiente donde almacenar un portafolio digital y se seguirá trabajando con el típico portafolio analógico papel. Aunque coincido con Constanza “en que el uso de e-portafolio, aumenta las posibilidades de incluir materiales diversos cosa necesaria actualmente”.

  • Santiago Ferrandiz

    Hola a todos,
    yo tambien estoy de acuerdo con David. Al igual que cualquier otro trabajo de envergadura, el portafolios , entiendo que lo realiza el alumno, aporta los trabajos y demas elementos representativos y por lo tanto entiendo que es de su propiedad intelectual. Como dice David, el profesor es el aporta la tutela, guia y dirección en la confección de mismo. Ahora bien en otros cursos hemos visto tambien herramientas que aplicadas a la redacción del trabajo nos permiten conocer el grado de originalidad de los trabajos y por lo tanto saber quien es el autor primario. Eso nos permite tener ciertas garantias de la propiedad del trabajo incluido en el portafolios.
    Considero tambien que el trabajo debe ser publico, dado que en muchas ocasiones nos permite ver que opciones, ejemplos y formas de elaborarlo podemos tener. Podemos establecer licencias tel tipo creative commons que nos daran cierto control sobre el uso y difusión. Las leyes de protección, per se, son suficientes, aunque deberia incrementarse la formación sobre ese aspecto. Hay que darles educación y compromiso.

  • MARILÉS BONET

    Hola a todos/as.

    Respecto a la autoría, considero que debe ser del alumno, puesto que es él quien la realiza. Es cierto que en ocasiones se puede detectar el sello del profesor que ha tutorizado el trabajo. Hasta hace un tiempo, entendía que el propieatario era el alumno y la autoría conjunta alumno/tutor y me preocupaba de que si dirigia un proyecto siguiera un mínimo de los requisitos que exigo, pero esto ya se escapa de mi control desde que existen trabajos como el TFG/TFM en el que nosostros figuramos como directores/tutores y en ocasiones no controlamos cuándo un alumno solicia la defensa, por lo que el alumno puede presentar un trabajo con el que tú no estás conforme. A partir de ese momento tengo claro que la autoría es TOTALMENTE del alumno, puesto que en algunos casos el profesor tutor ni tan siquiera ha intervenido.

    Respecto a integrar todas las competencias transversales enun portafolio, considero que sería lo apropiado y permitiría ofrecer una calificación global al final de la titulación. Muy probablemnete ese sea el final del proyeto de las 13 compeetencias de la UPV, inicialmente se nos forma en las CT su evaluación y al final estas competencias aparecerán en el expediente del alumno, pues que mejor que en un portafolio.

  • J. Alberto Conejero

    El portafolio lo veo como una herramienta del hacer y no del conocer. En los planes de estudios siempre estamos más preocupados por el qué conocen nuestros alumnos y no por lo que hacen. También es cierto que es una evaluación personalizada y que su seguimiento y corrección lleva más tiempo que la corrección de exámenes. Desde la institución no se promueve su uso y no se tiene en consideración a la hora de la consideración de la dedicación docente del profesorado.

    • Elena Pérez Bernabeu

      Hola a todos,

      Aunque no he usado portafolios en mis asignaturas, si que veo un poco lo que dice J.Alberto Conejero. No se demuestra realemnte que se conoce, sino que se hace, si bien es cierto que es haciendo como se llega al conocimiento. Y si, está claro que lleva más tiempo tutorizar un portafolio que corregir exámenes.

      En cuanto a la propiedad, yo pienso que es del alumno, que es quien hace el trabajo, aunque nosotros lo tutoricemos. E incluso como comentan Inma y Marilés, en el caso del TFG, ya no requieren de nuestra autorización…definitivamente es suyo, pueden incluso no haber sido tutorizados en absoluto. Menos mal que podemos hacer un informe que lee el tribunal para saber que no han sido tutorizados o que consideramos que no estaba para defender.

      ¿Debe ser público? En teoría si, pero como dice Isabel Morera, no hay cultura de la propiedad intelectual, al hilo de lo que se comenta sobre las licencias CC.

      Saludos,
      Elena.

  • Inma Romero

    Efectivamente, como dicen otros compañeros, opino que la autoria deberia ser del alumno, de hecho él es quien lo realiza, y de hecho él es quien define qué incluir en el portafolio. En post previos se comentaba que era como en el caso del PFC/TFG/TFM, donde el profesor tutoriza el trabajo. Pero como Mariles apunta… desde que un estudiante puede entregar y defender su TFG sin contar con el visto bueno del tutor yo he cambiado mi mentalidad… el TFG/TFM es de autoria exclusiva del estudiante, y él es que tiene la responsabilidad del trabajo.
    Al respecto de la pregunta de si el portafolio para Competencias transversales debería ser único o repartido por las diversas asignaturas, mi opinión es que la demostración de haber alcanzado dichas competencias “transversales” debería quedar recogido en un único portafolio.

  • Miguel Garcia

    Soy de la opinión de compartir la propiedad entre el alumno como autor y el profesor como tutor. La aportación del profesor justifica esta posición.
    Respecto al acceso, los profesores implicados deben disponer de acceso por la razón apuntada, aportación de indicaciones y supervisión.
    Las licencias Creative Commons favorecen la difusión y utilización del portafolio, respetando la autoría del mismo, y favoreciendo la publicidad.
    Finalmente debe considerarse un soporte virtual que favorezca el acceso y la inclusión de diversos formatos de materiales.

  • Vicente López Mateu

    Hola a tod@s,

    Tras leer vuestras aportaciones, sobre la propiedad me inclino más por la opinión muy fundada de nuestro compañero David de Andrés, que otros ya habéis secundado. He utilizado la herramienta de los Portafolios desde hace años, y como otros trabajos académicos, como decis TFG o TFM, o de investigación (incluidas las Tesis) , creo que pertenecen al autor. Considero que somos instrumentos fundamentales para su realización, pero generalmente el trabajo que realizamos es de orientación, guía, revisión, tutorización, … y en su caso comprobación (posible plagio). La mayor parte del trabajo suele corresponder al estudiante, por lo tanto, cuando se realizaban “en papel” yo se los devolvía. A parte de la normativa, creo que en estos elementos se pueden incluir múltiples trabajos originales de los autores, así suele ser en mi nuestro caso la ETS de Arquitectura, por lo tanto su utilización no puede ser completamente abierta ni pública. Pueden haber partes públicas y otras privadas, debe depender en cualquier caso de la voluntad del estudiante y de su autorización expresa.

    Respecto al sistema de portafolios electrónicos, me parece muy buena opción, sobre todo cuando el volumen de información es importante, teniendo en cuenta las posibilidades de revisión y de acceso. La evaluación es compleja y debería ser periódica, pero depende del número de estudiantes y de los momentos o puntos clave que vayamos a valorar. En cualquier caso, permite ver la evolución del estudiante durante el periodo de aprendizaje, y permite también al profesor cómo ha funcionado el proceso de aprendizaje-enseñanza, en cada caso particular o en una clase en su conjunto. Tengo mis dudas sobre los portafolios en grupo, pues no los he utilizado y me parece compleja su gestión, ya que considero algo personal, o profesional, similar a un “book” de un artista, un fotógrafo, etc. Creo que la dificultad radica en permitir esa personalización y por otro lado unificar en cierto sentido el formato, lo que seguramente combinarán algunas aplicaciones.

    El siguiente reto supongo que será, como nos pregunta Miguel, comprobar la cantidad de información guardada, dónde se almacenará y por cuanto tiempo. Creo que las plataformas que gestionan cuentas y perfiles personales y profesionales tienen unos servidores específicos de alta seguridad, y en este caso debería ocurrir algo similar.

    Saludos,

    Vicente López Mateu

  • Angel Peiro

    En mi opinión el portafolios es del alumno, aunque debería darse algo de “credito” al profesor que haya realizado aportaciones o tutorizaciones sobre los aspectos allí presentados (como se hace en un TFG o TFM). El que sea público o no dependerá del uso que el alumno quiera darle una vez finalice la evaluación del mismo por el profesor o profesores correspondientes. En mi opinión es una herramienta muy adecuada para evaluar al alumno en sus resultados, aunque no debemos dejar de evaluar el proceso por el que se han generado esos resultados. Además te permite realizar una evaluación global de forma sencilla y una evaluación por muestreo de las aportaciones que reduce la carga de trabajo de forma significativa. Sin embargo creo que la planificación de la estructura, formatos de documentos,… debe estudiarse en profundidad para garantizar toda su operatividad.

  • Pilar Vidal

    Como parte de mis compañeros opino que la autoría del portafolios es del alumno pero como tal y como ocurre con otro tipo de trabajos dirigidos como TFM/TFG el profesor que ha tutorizado el trabajo debe figurar como tal. La posibilidad de que sea un único portafolio por competencia transversal me parece un idea muy interesante, aunque lo cierto es que veo compleja su gestión tanto por los comentarios que han hecho también mis compañeros sobre el poco soporte que existe como por los números de alumnos matriculados. Yo imparto clases con 80 alumnos en clase y la verdad ni me planteo el uso del portafolio. Un seguimiento adecuado creo que es una de las claves para poder utilizar el portafolio como herramienta y con esos números de matricula es inviable.
    Respecto al tema que consultas sobre quien decide si el portafolio es público o no, yo creo que claramente corresponde al alumno, pues es el que ha realizado el trabajo con la tutorización del profesor. A otras instituciones podría cederse siempre con la autorización de alumno y siempre que se respetase su autoría. Aunque este tema como también muchos comentan deja mucho que desear en muchas ocasiones..Para mi lo mas coherente es que se quede como un trabajo más del alumno para obtener su titulación, como muchos más que realiza como son por ejemplo los exámenes.

  • José Miguel Molines

    Tal y como expresan muchos de mis compañeros, el portafolio es del alumno, y estoy de acuerdo con Ángel que se debería otorgar algún tipo de ayuda o reducción de créditos por su tutorización como se hace en otras asignaturas, como ahora bien los trabajos final de grado. Sin embargo, en muchas ocasiones, nos encontramos con el problema del número de alumnos matriculados, que casi siempre suelen resultar un problema para implantar estos sistemas de “seguimiento” yo diría de forma correcta. Y digo seguimiento porque creo que un seguimiento adecuado es una de las claves para el éxito y la operatividad del portafolio.

    En segundo lugar la publicidad del trabajo debería ser aceptada desde el principio, al menos esa es mi opinión. Creo que no sólo este, si no todos los trabajos académicos deberían de ser públicos y no acabasen convirtiéndose en una herramienta con un fin distinto para el que se planteo, algo que ocurre frecuentemente con los TFG y las tesinas de máster. No veo que este trabajo tenga un fin TOP SECRET, el cual no pueda ser valorado, estudiado y analizado por otra institución. Al final el conocimiento es y ha sido siempre una cuestión de compartir experiencias…..

    Un saludo

© 2017 e-Evaluación de competencias   Hosted by BLOGS UPV