e-Evaluación de competencias






         Innovaciones y propuestas para la e-evaluación de competencias en la universidad

15 noviembre, 2016

¿La tecnología mejora los resultados académicos?

Filed under: reflexión,tecnología @ 07:00
Tiempo de lectura: 1
bebe, ordenador

En el mes de septiembre del 2015 se publicó el estudio de la OCDEStudents, Computers and Learning“. Automáticamente, como ocurre con la mayoría de los informes PISA en nuestro país, desató una oleada de titulares en la prensa.

El motivo: que se ha interpretado que el uso de los ordenadores en las aulas o bien no tiene ningún impacto, o si lo tiene es negativo. Aunque claro, posiblemente no se hayan leído el informe entero. Tranquilidad, que tú tampoco tienes que hacerlo (si no quieres, claro).

La idea que da el informe es algo más interesante, tal y como matiza Mariano Fernández Enguita (@enguita). Básicamente, lo que los resultados dicen no es que los ordenadores no afecten a la calidad del aprendizaje, si no que no es a la escuela a dónde debemos mirar. Y aquí copio y pego:

“los resultados escolares asocian poco o lo hacen negativamente con el uso de ordenadores en el aula pero positivamente con su uso en el hogar, y poco o negativamente con el tiempo de uso pero positivamente con la variedad de ese uso”

La solución, pues, parece sencilla ¿no? Y podemos aplicarlo también al entorno universitario. Si lo extrapolamos ¿quiere decir que el el aprendizaje inverso (me niego a hablar de flip teaching por dos cosas, por el inglés y por lo de “teaching” ¡con lo que nos había costado centrarnos en el estudiante!) es la solución? ¿y dejar las aulas desnudas de tecnología? ¡fuera ordenador y proyectores y convirtamos las clases de nuevo en espacio para las relaciones humanas!

Vaya, parece que me he exaltado ;-) ¿cómo lo ves?

(fuente: Cuaderno de campo, vía INED21)

  • MARILÉS BONET

    Entiendo que no todas las asigntaturas tienen contenidos suscpetibles de ser adaptados al debate o a las sesiones de seminario, pero es en esos casos donde debe entrar la imaginación del profesor para dar pie al debate y la discusión en clase. Bajo mi perspectiva, entiendo que las sesiones de seminario, hasta el momento no se han valorado convenientemente, incluso en algunos casos, han supuesto más lecciones magistrales, cuando lo que realmente es enriquecedor es el debate, y por ende las relaciones humanas. Las TICS, contrinuyen a facilitar el debate, se pueden crear foros, blogs, pero entiendo que en algunos de ellos el papel del profesor es fundamental para guiar correctamente, y en ningún caso deben reemplazar el debate en el aula, además se ha de considerar que el texto escrito puede dar lugar a interpretaciones erróneas si no se es cauto con lo que se escribe.

    • Si, comparto lo que dices de los seminarios. En muy pocos casos se emplean como tal. Existe una metodología de trabajo en seminario, según la cual grupos de alumnos exploran por si mismos un tema en particular usando el método científico. Pero casos de esos he visto pocos.

      Pero lo que no comparto del todo es que no se pueda reemplazar el debate en el aula con los medios digitales. En mi caso, que tengo entre 40 y 60 alumnos, es imposible que todos participen. Mientras que los espacios digitales, bien organizados, dan la oportunidad a todo el mundo de participar.

  • Igor Fernandez

    Estando de acuerdo en lineas generales me surge una reflexión que me ocurre anualmente. Damos por hecho que las generaciones que ya tenemos en la universidad son nativos digitales, no lo voy a discutir (o si). Pero…eso ¿Qué significa? y eso ¿Qué competencias les confiere? y ¿Esas son las adecuadas?. Quiero decir en el aula me encuentro carencias muy fuertes todos los años de competencias rudimentarias, como utilizar un procesador de textos con un mínimo de calidad, conocer el potencial del mismo y sacarle partido. Quizás saben usar FB y jugar a no se qué, pero cuando les pido un informe justificado, citado y con ciertas características de composición son incapaces.

    Quizás me he desviado un poco pero es la reflexión que me ha nacido. Creo que la tecnología y su uso ha de sumar, ha de potenciar otras competencias. La tecnología debe ser una herramienta pero como no sepamos trabajar en equipo, pensar criticamente, analizar y sintetizar o comunicar efectivamente, de momento la tecnología no lo va a hacer por mi. Ahora bien si tengo esas y otras competencias y se usar la tecnología esta potencia mis competencias.

    ¿Que debemos por tanto trabajar primero?

    • Lo de los nativos digitales es un mito. Personalmente, creo que no existen. Me explico: sí que son personas que han nacido en un mundo tecnológico, pero eso no quiere decir que sepan manejarlo adecuadamente, ni que lo hagan mejor que alguien que ha aprendido simplemente por haber nacido una década antes o después. Sobre este asunto, os dejo una charla en el pasado Comunica 2.0 de Wicho y Susana Lluna

      https://youtu.be/UxRoh6AnvIU

      Y comparto completamente tu visión de que la tecnología no es más que una herramienta y en sí misma no aporta nada. No es buena ni mala por sí misma, aunque su uso puede ser el adecuado o no

  • Miguel J. Reig

    Estoy completamente de acuerdo con Igor en la cuestión que plantea, porque es lo que estoy viendo en mis clases: alumnos que “podríamos decir” que ya son nativos digitales (¿o no?) y que conocen mucho mejor que yo las posibilidades de las TIC (¿o no?), pero que efectivamente no son capaces de razonar si lo que hacen con las TIC es o no correcto, sacarle un máximo partido, …

    Personalmente pienso que el exceso de información al que estamos sometidos, provoca que dispersemos nuestra atención y merma nuestras “competencias transversales”, por lo que creo que se debe buscar el justo equilibrio entre uso de tecnología digital y las “herramientas manuales” que tradicionalmente se han venido empleando en clase (cito a Mariles con su ejemplo sobre el debate en el aula, con un cara a cara personal y no virtual).

    Sólo así creo que se pueden conseguir buenos resultados académicos.

  • Isabel López

    Hola a todos

    En mi experiencia en el.uso de las TIC en el aula y al menos con los alumnos que yo trabajo, desde luego hay de todo, pero la mayoría si quieren tienen los conocimientos y pueden manejarlas sin ningún problema, lo que sí que he notado es que necesitan la orientación de cómo aplicar estas técnicas a la temática concreta, el informe supongo que tiene razón en el uso general de las TIC, pero en mi caso con ejercicios previamente elaborados, no solo las usan, sino que inconscientemente dependen de ellas.

    Saludos

  • Santiago Ferrandiz

    En mi experiencia, como en todo el uso de tecnologia, los extremos no son buenos. En mis clases me he encontrado de todo. AL tener que dar docencia apoyandome en software de simulación, se necesario el uso del ordenador. La “sorpresa” surge cuando consideras que todos estan realizando tus tareas y por casualidad descubres que el uso del ordenador era para jugar “on line”. La agitación del alumno lo delató. La pregunta que me hice en aquel momento, fue como era posible que alguien pagará por cursar un master, en el que hay lista de espera y lo dedique a jugar. Salvo ese caso, los niveles de conocimiento de uso de las TIC, considero que no es excesivamente elevado en el tipo de alumnos con los que trato y por el tipo de preguntas que realizan en algunas ocasiones. Otro cantar es el uso y aplicación del móvil. He visto tomar apuntes mediante fotos del movil… ;)

  • Miguel Garcia

    La tecnología debe considerarse una herramienta en si misma, no un fin. Ser un experto en TIC, solo supone destacar en la habilidad del manejo de una herramienta.
    Por otra parte, los recursos tecnológicos actuales no pueden desdeñarse, ni en el ámbito productivo, ni en el social, ni, por supuesto, en el de la enseñanza. No tendría sentido volver al lápiz, papel y goma de borrar, como tampoco volver al aguador o al coche de caballos.
    En mi opinión, la universidad proporciona una educación intelectual, técnica o humanística, que se comparte, se trasmite, se discute, se argumenta mediante la razón. Por ello, entiendo que las CT son herramientas intangibles, para el desarrollo de las ideas y su manejo.

    En resumen, las TIC como herramienta (medio) para la divulgación, intercambio, evaluación, etc. del conocimiento. El razonamiento, la discusión, el análisis, etc. para la formación intelectual.

  • Javier Estornell

    En mi opinión los dos modelos se pueden combinar y creo que en el futuro quizás vaya por esa línea. En los másteres probablemente tenga más desarrollo la vía on-line. Pero va a depender mucho del tipo de asignaturas. Estoy pensando en todas las asignaturas que necesiten realizar prácticas en laboratorios o que sea necesario equipamiento/instrumentación para realizarlas como por ejemplo instrumentos de medición. Estoy de acuerdo con lo que ha apuntando Miguel que la tecnología no es un fin en sí mismo, tiene que ser utilizada como una herramienta que permita mejorar el aprendizaje y la motivación de los alumnos, que nos permita hacer mejor nuestro trabajo pensando que nuestros alumnos quizás hayan cambiado. Durante los años que llevo como profesor he visto como las habilidades informáticas de los alumnos han cambiado en el tiempo. Al principio tenían muchos problemas. En ocasiones no seguían la práctica porque se quedaban atascados en temas de informática. He notado un cambio en este sentido a mejor. Esto puede estar relacionado con el concepto “nativos digitales” que se ha comentado en otros comentarios. Son nuestros alumnos diferentes, tienen una forma diferente de aprender? En este sentido nos obliga a reflexionar si nuestros métodos docentes se ajustan a su proceso de aprendizaje. En cualquier caso habrá que estar atento y este tipo de actividades seguro que nos ayuda en nuestra labor como docentes.

  • José Miguel Molines

    Es complicado, defender una posición u otra. Mi comentario me gustaría enfocarlo desde dos puntos de vista, el docente y el alumno.
    Si analizo desde mi corta experiencia docente, no podría entender la docencia sin la tecnología que conozco. Creo que muchos se los planes de estudio ya la contemplan y digo porque. Si analizamos las horas de clase que tenemos para impartir un temario concreto, o al menos en mi asignatura, resultaría impensable poder conseguir impartirlo todo, si no fuese por el apoyo de la tecnología. Me refiero, no únicamente al proyector, si también a las actividades que mediante la plataforma de la upv se plantean para los alumnos que permiten en cierta forma suplir las horas presenciales.

    Por otro lado si lo analizamos desde el punto de vista del alumno, tenemos que pensar que muchos de los alumnnos que acuden ya a nuestras aulas han nacido con esta tecnología. Últimamente me he encontrado con alumnos que han sustituido completamente la libreta física por la tablet. Copian allí los comentarios de clase, los problemas que allí se realizan, leen los apuntes y las diapositivas que cuelgo, en definitiva es su herramienta de trabajo. Creo que el uso que le dan a la tecnología en este caso es totalmente válido.

    Hasta ahora hablo de mi experiencia en un Grado de Ingeniería y concretamente en 3er curso.

    Sin embargo podría también comentar mi experiencia en otro Grado distinto y un nivel muy inferior. El Grado de Diseño Industrial y 1º.

    En cuanto a mi posición y la ayuda de la tecnología al docente, podriamos estar hablando que es la misma.

    No es así para el alumno. En este caso, el uso de los ordenadores en clase, según mi observación, reduce notablemente la atención del alumno a la hora de seguir la clase. Si bien es cierto un grupo reducido de alumnos sí le da un buen uso, la inmensa mayoría no.

    Por eso me preguntaría, en qué han cambiado las cosas? La tecnología ha sustituido algo de la enseñanza. Más que entrar en si sustituye o no lo hace, en si cambia o no cambia, me gustaría entender la tecnología como un elemento de apoyo, que bien utilizado puede funcionar y mejorar mucho el proceso de enseñanza, tanto para el alumno como facilitar la labor docente.

    Por ello generalizar en que de el uso de ordenadores en el aula reduce los resultados, me parece cuanto menos una conclusión propagandística, y no me he leido con concreción el estudio de la OCDE que seguramente tendrá un rigor extraodinario.

    En conclusión, yo sí apoyo la tecnología, creo que debe controlarse su uso, pero para mí y aunque no soy un gran experto, ofrece unas prestaciones incalculables al proceso de enseñaza aprendizaje

  • Vicente López Mateu

    Hola a tod@s,

    Tras leer vuestras aportaciones, aquí va mi granito de arena…

    Coincido con las opiniones que habéis mostrado varios de vosotros, la tecnología y los medios informáticos son un medio y no un fin, estamos de acuerdo.
    También creo que estamos de acuerdo en que es una herramienta, ni mejor ni peor que otra, simplemente diferente.
    En este sentido, entiendo que está bien revisar cómo funciona. El informe que citáis, como muchos otros, “contabiliza” datos, números, porcentajes, y luego los interpreta. Creo que en la interpretación está la clave y poniendo un ejemplo intentaré explicarme.

    ¿Consideráis que un taller mecánico que tiene más herramientas y más sofisticadas hace mejor las reparaciones que en otro donde este número de herramientas es más limitado?…
    Personalmente, considero que dependerá de los mecánicos que las usen y si tienen formación adecuada para ello, así como una práctica o experiencia en su manejo y sobre todo del entorno de trabajo. Por lo tanto, lo que interpreto que viene a decir el controvertido informe, es que no existe una relación directa entre el número de ordenadores y el progreso en el aprendizaje.

    La puntualización de Mariano Fernández me parece muy acertada, ya que introduce la práctica en el uso, la experiencia y su diversificación en la localización.
    Otro ejemplo extremo sobre esto sería muy obvio. Supongamos que llevemos cien ordenadores de última tecnología a una escuela de un país subdesarrollado, sin acceso a internet y con limitaciones de conexión eléctrica. ¿Mejorarían estos ordenadores el aprendizaje?… Seguramente poco o muy poco.

    Saludos.

  • David de Andrés

    Poco puedo aportar a lo ya dicho, ya que mi visión coincide con lo que ya sea ha comentado.
    Aún así, me permitiré añadir, tal y como hacía el eslogan de Pirelli que “la potencia sin control no sirve de nada” (power is nothing without control).
    Evidentemente (aunque por lo visto no todo el mundo lo tiene igual de claro), no por llenar las aulas de ordenadores los alumnos van a aprender mejor, sino que lo realmente importante es que el uso que se haga de la tecnología realmente proporcione un valor añadido al aprendizaje.
    Los nativos digitales o generaciones Y y Z, han nacido inmersos en tecnología en continua evolución, por lo que su adaptación a estos cambios es mucho más rápida que la de generaciones anteriores, pero el uso racional de esta tecnología para otras actividades más allá de sus intereses inmediatos (comunicación, socialización, ocio), debe ser aprenderse.
    Ese es el papel, entiendo, que nos corresponde, dotar de valor añadido a esta tecnología para promover el desarrollo de las competencias transversales y específicas de la titulación.

  • Isabel Morera

    En un mundo rodeado de tecnología parece un sinsentido cuestionarse si el uso de recursos tecnológicos, sean cuales sean y el lugar donde se usen, puede o no ser beneficioso. Las herramientas son eso, herramientas, y como tal, todo depende del uso que hagamos de ellas.
    Al igual que, por ejemplo, un nadador profesional utiliza una indumentaria diseñada al respecto y hace un buen uso de la misma, las herramientas tecnológicas puestas al servicio de la enseñanza-aprendizaje requieren de un uso racional y de un diseño de actividades orientadas a conseguir los objetivos que se persiguen.
    En este contexto el papel del profesor es fundamental. Se requiere información y formación. Solo en la medida en que todo esté conectado podremos conseguir mayor o menor éxito en el uso de estos recursos.
    Me resisto a pensar que, cuando se utiliza la tecnología para: implicar más al estudiante en su aprendizaje, mejorar la interacción profesor-alumno, obtener rápida información sobre el nivel de aprendizaje (tanto profesores como alumnos), mejorar la capacidad de búsqueda de información y selección de contenidos de calidad, etc. no se consigan aprendizajes más significativos, que se traduzcan en mejores resultados académicos.

  • María Jesús Pagán Moreno

    Desde mi punto de vista las nuevas tecnologías son una herramienta de trabajo, de ahí que el papel del profesor sea utilizarlas adecuadamente para fomentar el proceso de aprendizaje. En el contexto actual en el que nuestros alumnos se desenvuelven (en general) sin ningún problema en un entorno digital, no creo que el concepto clásico de la clase magistral les sea muy atractivo. Por lo que nuestro papel es utilizar dichas herramientas para promover el desarrollo de las competencias transversales y específicas de la titulación.
    Yo personalmente trabajo mucho en clase con ordenadores y distintos tipos de herramientas y eso me permite mantener a los alumnos activos, desde luego mucho más que en una clase magistral. Creo que el mundo actual es impensable sin dichas tecnologías y el reto es sacarles el máximo partido. Nuestro papel como profesores es formar a los alumnos y que disfruten aprendiendo para lo cual tenemos que adaptarnos y pensar que seguramente nuestros alumnos no son los mismos que hace 10 años, ni siquiera nosotros mismos ¿que haríamos sin la tecnología?
    Un saludo.
    Chus

  • Inma Romero

    ¿La tecnologia mejora los resultados académicos? Desde mi punto de vista sí, si la tecnologia, como herramienta que es, se utiliza correctamente tanto por parte del estudiante como por parte del docente.
    La utilizacion correcta por parte del estudiante parte de la base de que la tecnologia es usada como una herramienta que en el mundo actual les permite tener mayor acceso y más rápido a gran cantidad de información y a facilitar su aprendizaje. Doy por hecho que el estudiante no utiliza la tecnología para tener acceso rápido a internet y no utiliza por ejemplo sus busquedas de información como un simple Copia-pega de información.
    La utilización correcta por parte del docente parte de la base de que la tecnologia es usada para favorecer el aprendizaje. Doy por hecho que el docente no utiliza el “powerpoint” en sustitución de las “transparencias de acetato”, ni que utiliza Lessons, Contenidos y Recursos en sustitución del powerpoint.

  • Constanza Rubio

    Hola,

    Creía que esta actividad la había hecho pero no es así.

    Bueno, yo creo que la tecnología debe utilizarse en la medida que mejore el proceso de enseñanza-aprendizaje. Si no es con ese fin, para qué la utilizamos?.
    Si no damos ese sentido al uso de la tecnología seremos de esos profesores que utilizan el powerpoint para seguir haciendo lo que antes se hacía en la pizarra y posteriormente en transparencias.

    Saludos

  • Ernesto Faubel

    En mi opinión, sí que puede ayudar en gran medida a mejorar los resultados, siempre y cuando se haga un uso correcto de ella. Esto es extrapolable a, prácticamente cualquier ámbito de nuestro día a día.
    Por ejemplo, puede ser beneficiosa en cuanto a que nos abre un mundo respecto a la búsqueda de información, pero puede perjudicar si dicha información no se procesa y se limita a hacer con ella un copia/pega.
    Me parece especialmente interesante como herramienta de apoyo a la docencia con grandes beneficios para el estudiante.
    En cuanto al título, me atrevería a reformularlo como “La tecnología nos aporta mecanismos para mejorar los resultados académicos”.

  • J. Alberto Conejero

    Se me hace muy difícil creer que sustituyendo el libro por una tableta se mejore el aprendizaje, quizá es porque no estoy acostumbrado, y mi cerebro está moldeado pensando más en libros, como dice Carr en su libro superficiales.

    En mi caso, los vídeos están muy bien, los asistentes de cálculo son muy útiles e incluso para algunas tareas imprescindibles, pero algunas cuestiones sólo se pueden ver leyendo. Creo que leer en una tableta, al menos para mi, dificulta la concentración. Se pasa mucho más rápido por las cosas, sin probablemente prestarles suficiente atención.

  • Elena Pérez Bernabeu

    A mi también me resulta concentrarme cuando he de leer temas complejos en una pantalla, aunque no se si es por no ser nativa digital… El caso es que ya hace tiempo vengo leyendo reportajes sobre los gurús de Silicon Valley y a qué tipo de colegios llevan a sus hijos: ¡Colegios sin ordenadores ni tablets ni wifi! Ellos, que se supone que desarrollan las nuevas tecnologías para que mejoremos en todos los ámbitos de la vida, no quieren que sus hijos crezcan con ello en el colegio y prefieren centros escolares que usen el método Waldorf que tiene 100 años. Aquí os dejo enlaces sobre estas noticias que se vienen repitiendo en los diarios desde hace un tiempo al respecto:
    http://www.ticbeat.com/educacion/en-silicon-valley-triunfan-los-colegios-sin-ordenadores-ni-wifi/
    http://ecodiario.eleconomista.es/cultura/noticias/7266789/01/16/El-colegio-sin-ordenadores-ni-pantallas-donde-estudian-los-hijos-de-los-empleados-de-Silicon-Valley.html

    Yo creo que esto viene a hacernos reflexionar que los métodos tradicionales no son el problema a eliminar…tan solamente habría que introducir cambios donde realmente se puede mejorar con las TICs.

    Saludos,

    Elena.

© 2017 e-Evaluación de competencias   Hosted by BLOGS UPV