You are here
Home > reflexión > Aulas viejas con tecnologías nuevas

Aulas viejas con tecnologías nuevas

aula siglo XIX maestro cuadro
Tiempo de lectura: 1 minuto

Hace unos meses llegué a esta entrada donde el autor habla de una charla a la que asistió en la que se trataba la modernización de las aulas. Leyéndola y, sobre todo, observando las imágenes, me doy cuenta de que se nos está escapando algo. Y ya no es el uso o no de la tecnología. Tiene que ver con lo que comenta Rita Pierson en su vídeo: es cuestión de la actitud del profesor, es cuestión de “piel”: algo que solo lo puedes sentir.

Te animo a que leas la entrada completa y, si te apetece, dejes tu visión. Y mejor todavía, también puedes comentar, preguntar, cuestionar… los comentarios del resto.

Mariano FERNANDEZ ENGUITA: Aulas viejas con tecnologías nuevas. [en linea] En Cuaderno de campo [acceso 14-nov-2018]

(Imagen: Die Dorfschule von 1848 -La escuela rural de 1848-. Albert Ankel)

Miguel
Profesor de la UPV http://about.me/mrebollo
http://www.mrebollo.es

26 thoughts on “Aulas viejas con tecnologías nuevas

  1. Estoy de acuerdo con mis compañeros en que el uso de la tecnología no garantiza un aprendizaje más significativo. Respecto a los recursos concretos que se comentan en el texto, a la pizarra digital no le veo una ventaja importante sobre otros medios más tradicionales. El power point, tan generalizado en las aulas universitarias, es ya una herramienta desgastada y casi obsoleta. Como ya se ha dicho, lo importante es la actitud del docente y su capacidad de motivar con cualquier medio. Lo difícil es identificar cuál es el adecuado para cada contexto de aprendizaje.

  2. Hola, yo también estoy totalmente de acuerdo con todas las reflexiones y comentarios previos, también con el texto. En cierta ocasión escuché, hace ya algún tiempo, la expresión “muero de power point!”. Y es que es cierto que tendemos siempre a afincarnos en algo novedoso sin darnos cuenta de que al cabo de los años ha dejado de tener ese sentido y ese efecto.
    Por mi parte he de decir que he experimentado, sobre todo a lo largo de los dos últimos cursos, que es totalmente real y cierto que los alumnos toman como referencia las presentaciones de ppt y consideran que con eso es suficiente para aprobar. Siempre que he usado esta herramienta en el aula he especificado que se trataba de esquemas visuales para facilitar la comprensión de algunos conceptos, pero en ningún caso del temario completo. Pero ellos no se quedan con esa parte, tan sólo toman como referencia la imagen proyectada. Y el problema no sólo es ese, sino que muchas veces me ha pasado que incluso resumen el esquema del ppt, por lo que sus apuntes se reducen a la mínima expresión, dejan de comprender las ideas clave y no son capaces de lograr un correcto aprendizaje. Es cierto que no sucede con todos, pero sí con algunos. ¿Su problema? Tal vez, pero supongo que también mi error de seguir usando esta herramienta cuando ya he comprobado que no siempre es eficaz. Hay que seguir innovando, porque lo que era nuevo hace 10 años, lógicamente, ha dejado de serlo y corremos el riesgo de estar hablando no sólo de “Aulas viejas con tecnologías nuevas”, sino de “Aulas viejas con tecnologías viejas” también.

  3. Estoy de acuerdo con la mayoría de mis compañeros, especialmente con Sandra cuando habla del enorme gasto que supone una PDI para que luego solo se use para proyectar el libro de texto. No sirve de nada trasladar una transparencia a un Prezi o a un Power Point, debe haber un cambio de rol por parte del docente en el que se cambien las estrategias del proceso de E/A. No sé si puedo aportar mucho más. Si sirve de algo, yo les hablo de las TAC y de la importancia que tiene que los alumnos aprendan con las NNTT. La información les desborda, por eso deben ser capaces de gestionarla y de integrarla. A veces resulta interesante que sean ellos los que creen sus propios apuntes gracias a diferentes herramientas digitales para que el aprendizaje sea efectivo y duradero.

  4. Comparto muchas de las opiniones expresadas sobre las debilidaddes de las tecnologías, el power point es ya tan “conocido” que no supone ninguna innovación y en muchos casos es una mala sustitución de la pizarra, porque al tener los ppts, los alumnos tienen la falsa impresión que con eso “basta para aprobar”, y no van mas allá. Para mí el abuso del power point en el que creo que hemos caído perjudica el aprendizaje y lo simplifica en execeso. La interacción personal y la capacidad de improvisación en el aula son insustitubles para garantizar la adaptación de la clase al ritmo de aprendizaje del alumnado.

  5. Desde mi punto de vista el dinamismo en las clases resulta fundamental, el no limitarse a una clase magistral y utilizar, entre otros, las TICs. La actitud de cada grupo de alumnos tampoco es la misma, y la interacción personal unida a lo anterior ayuda a la motivación.

  6. Coincido con posts anteriores y como ya se ha apuntado, la clave es la actitud, y no tanto el mero uso de una herramienta. Si se me permite la comparación, ¿qué pensaríamos de quien utilizase sistemáticamente un avanzadísimo instrumento metido en su caja, como mero alzador para alcanzar los libros de un estante?. Algo parecido ha ocurrido con el ordenador en el aula, el proyector de video y el powerpoint: una potente herramienta que, con un mal uso (o mas bien abuso), transforman en aburrido todo lo que presenta y convierte en seres pasivos (aún más) a nuestros alumnos ¿No sería mejor que el ppt lo usasen nuestros alumnos para mostrar a sus compañeros y a nosotros sus progresos con los contenidos de la asignatura, y a la vez desarrollar su competencias en comunicación? Bajarse del estrado de vez en cuando y sentarse en las sillas al lado de los alumnos, da muchas pistas de por dónde empezar a cambiar las cosas…sólo falta atreverse; cuestión de actitud.

  7. Como ya indiqué en un post anterior, considero que las herramientas informáticas y las TICs pueden ser valiosas en nuestro trabajo. El problema nace cuando parece que la única herramienta que somos capaces de utilizar es el ppt (los años pasan y seguimos estancados en el mismo punto). Yo, mal estudiante, evitaba todas las calases en las que el profesor se dedicaba a narrar lo que se proyectaba en la pantalla. Mi lema siempre fue el mismo, si el profesor no me aporta nada, para que ir a clase. En mi opinión hay que intentar eliminar el guion que te marcan los ppt y dejar espacio a la improvisación.

  8. El articulo y la reflexión me parecen interesantes. Creo que esta reflexión la tenemos que hacer como docentes con frecuencia para evaluar nuestra propia actividad y, en mi caso, el entusiamo por aprovechar las innovaciones tecnológicas.

    Por otra parte, a mi me dejan un retrogusto a rancio, quiero decir, viejo. Desde que empece mi actividad docente ya se discutía sobre la conveniencia de utilizar la pizarra o transparencias. Como muchas cosas en esta vida, depende de como lo utilizemos, corremos el riego de poner vino nuevo en odres viejos.

  9. Las presentaciones ppt pueden llegar a ser muy aburridas, tanto para el docente como para los alumnos. Para atraer la atención de los estudiantes y mejorar la interacción en el aula, alterno la presentación ppt con el uso de pizarra, apuntando en ella lo más relevante de la clase.

  10. La frase que más me ha llamado la atención porque para mí resume el espíritu del artículo entero es “la tecnología lo mismo puede mejorar que empeorar las cosas”. A veces poner un vídeo o usar una pizarra digital no es lo adecuado o, mejor dicho, algo necesario. Por ejemplo, el uso del vídeo me parece una herramienta muy útil pero no para explicar conceptos (es decir, para ‘sustituir’ al profesor en su tarea) sino para ilustrarlos, para ver su aplicación práctica. También me viene a la cabeza mi experiencia supervisando prácticas de nuestros alumnos de los Grados en Educación Primaria e Infantil. Varios años he estado yendo a colegios de primaria donde la pizarra digital preside la clase de forma majestuosa. Es la ‘joya’ de la misma. Cuando veo cómo se explota me parece una pérdida de dinero bestial en general. Por poner un ejemplo, proyectar el libro y que los alumnos salgan a la pizarra a completar un ejercicio no es algo que precise de una pizarra digital. En la pizarra normal se puede hacer y mucho mejor y de forma más barata. No estamos para tirar el dinero en educación precisamente. Hay que aprovechar el poco dinero del que disponemos. Las pizarras digitales se descalibran, a veces la resolución de la pantalla no es la correcta, precisan mucho más mantenimiento que una pizarra tradicional y un largo etcétera.
    Por otro lado, la opinión vertida en el artículo de que ‘la tecnología atrae más y mejor’ creo que cada vez es menos cierta. Nuestros alumnos ya están muy acostumbrados a las nuevas tecnologías y cada vez les sorprenden menos y, por tanto, les llaman la atención menos también.

  11. Estoy de acuerdo con el autor del blog en que la tecnología solo tiene verdadero valor añadido cuando permite ahorrar trabajo o cuando permite trabajos que antes no eran posibles, es decir, cuando ahorra el aprendizaje del alumno y le permite hacer lo mismo en menos tiempo para poder hacer más cosas en el mismo tiempo. También es deseable ahorrar trabajo al profesor, pero no a costa del tiempo del alumno, ya que la tecnología actual permite formas de trabajo individualizado y autónomo y actividades en colaboración que facilitan el proceso de enseñanza-aprendizaje. Por tanto, coincidió con el comentario de Ignacio en el sentido de que no estamos innovando y utilizando la tecnología en el sentido adecuado si no somos capaces de reflexionar sobre nuestra práctica docente para que nuestros estudiantes aprendan a través de las herramientas tecnológicas y no solo sepan cómo manejarlas.

    1. Sí, pero no es solo cuestión de eficiencia, de ahorrar tiempo. Para mi, lo importante es que se consiga un aprendizaje profundo. Si no, simplemente será una herramienta útil que nos permitirá reducir nuestro esfuerzo (de estudiantes o de docentes)

      1. Por supuesto, quizás me he expresado mal,. Cuando me refiero a eficiencia incluyo que el aprendizaje sea significativo porque, en caso contrario, no tendría sentido el uso de estas herramientas.

  12. Yo veo que hay dos situaciones diferentes:
    – La docencia virtual, utilizando videoconferencia y otros medios,cuya ventaja para el alumno reside en no tener que estar presente físicamente,
    – La docencia presencial, empleando recursos tales como ppt, videos, simulaciones etc.

    Estoy muy de acuerdo con lo que comenta Lucía acerca de la flexibilidad que se tiene en la docencia presencial.
    También coincido con la idea de Julio sobre lo aburrida que puede ser una presentación ppt. En mi caso, procuro que sea una base a completar con anotaciones de lo que escribo en la pizarra y que me permita insertar los videos ilustrativos del problema que estamos tratando, así como simulaciones y “visualizaciones” de algunos conceptos.

  13. Desde mi punto de vista, creo que el aspecto humano que más negativamente se ve influenciado por las tecnologías es la espontaneidad, unida al factor sorpresa.
    Los protocolos están muy dirigidos.
    En clases presenciales según como veas el ánimo, improviso con tareas para intentar que “vuelvan” y aumenten su receptividad. Sin embargo, al menos en mi caso, cuando empleo TICs me paso un buen rato previo repasando las instrucciones, la tarea, etc… para que no aparezca problemas “inesperados” y tengan todo claro. Supongo que eso refleja mi inexperiencia e inseguridad con las TICs.

    1. Sí que es verdad que en la docencia presencial atiendes antes los problemas (cuando los detectas, claro, que no siempre ocurre así). En la docencia no presencial los tiempos son distintos.

      El dejarlo todo atado y bien atado con las TIC depende de cómo plantees la docencia. Por ejemplo, en este curso yo no os estoy dando demasiadas instrucciones y las tareas tampoco están completamente claras y cerradas. En mi caso, porque para mi lo importante no es el resultado de la actividad en sí, si no todo el proceso de reflexión y la interacción que se produce alrededor del blog (vaya, no sé si debía haberlo dicho :-D )

  14. Volvemos a lo mismo, sin actitud y reflexión sobre el proceso docente la tecnología solo aporta “manejo” no aprendizaje. Adjunto esta imagen que se presentaba en una marca de cigarrillos francesa, entre 1899 y 1910 aproximadamente y que Asimov coleccionó, pretendiendo ofrecer visiones del futuro- en el año 2000-. Así creían Jean Marc Coté y Villemard que sería la escuela. Curiosamente, la actitud de los escolares es pasiva, son receptores de información, pasada por la batidora y que llega a sus oídos -no a sus ojos-. La tecnología puede ayudar a la actividad de los estudiantes, si contribuye a la pasividad malo.
    https://uploads.disquscdn.com/images/d6b1b99bf171c4204839ecd35b04506575fe7774c3b871845e6b7800eda3ce95.jpg

    1. Muy buena, incluso el profesor se parece a Asimov :-D De todas formas, yo conozco profesores que, sin la máquina, es lo que tratan de hacer en sus clases: una copia de su cerebro en el de sus estudiantes, lo más fidedigna posible

  15. En el blog hay un párrafo fantástico: “Garber acuñó ya en 2001 la expresión morir de powerpoint; en 2009, una encuesta a universitarios de Mann y Robinson revelaba que lo más aburrido para ellos eran los ppt”

    Si hay algo más aburrido que una ración de pizarra es una ración doble de PPTs, porque los profesores tendemos a llenas las “transparencias-ppt” con cantidad ingente de texto y encima las pasamos a toda velocidad. Eso es en concepto de aula vieja adecuada a las TICs. Es decir el nuevo concepto de vieja aula adornada con PPTs.

    Y, ¿somos capaces de evitarlo?. La respuesta es SI, pero exige mucho trabajo y autoestima personal. Y a veces, la única recompensa es ver que tus alumnos no se duermen en clase y te preguntan dudas durante y al final de clase.

    NOTA INTERESANTE: Si ponemos PPTs con poca luz, los alumnos se duermen mejor , ¡y te lo agradecen!.

  16. Fantástica la entrada del blog. Coincido plenamente con las reflexiones del autor. La realidad es que lo que no hacemos es ponernos en el lado del alumno. Nos preocupa más que la clase nos quede “redonda” que la utilidad de la misma tiene para los estudiantes. Como comenta Julio, les llenamos los ppt de cosas (porque sabemos que luego no se estudian otra cosa, entre otras razones) y los torturamos hasta la muerte por ppt (en unos años hablaremos de la muerte por vídeo). Yo lo llamo síndrome de La 2, donde fantásticos documentales nos acunan de forma natural para la siesta.
    Innovar según la Rae es “mudar o alterar algo, introduciendo novedades”. La realidad es que no debemos sustituir unas actividades por otras sino transformar realmente la forma en la que enseñamos. Tomo prestada una imagen a nuestro compañero Raúl Santiago que ilustra (creo yo) claramente cuando una innovación aporta valor a nuestra docencia.
    https://uploads.disquscdn.com/images/2794ef09b9b4b1367741f2be770565cdcd1d01fe7ae43ccec619f0a4be04cc43.jpg

  17. En mi opinión, a veces se apuesta por la innovación únicamente porque es algo nuevo, con intereses comerciales por medio, sin considerar si efectivamente supone una mejora real. Las herramientas deben ser utilizadas por gente convencida de que la herramienta añade “valor”, que es una forma mejor, y no solo una forma nueva, de hacer las cosas.

  18. En mi caso, Física, el medio audiovisual es muy interesante para compartir con el alumnado simulaciones virtuales y observaciones reales sobre diversos fenómenos físicos y su aplicación en diferentes ámbitos: tecnológico (p.e., puesta en órbita de satélites, etc.), social (p.e., microondas en casa, cocinas de inducción, etc), etc..

  19. Si pretendemos captar la atención por parte del alumno solo con la herramienta tecnológica, ésta tendrá un recorrido muy corto, pero si se conjuga con un buen contenido, puede dar buenos resultados. Yo utilizo mucho herramientas audiovisuales, pero la asignatura que imparto es muy generosa al respecto, en vez de explicar con un esquema los elementos del delito contra la hacienda pública, parto del vídeo de la declaración judicial de Cristiano Ronaldo, por ejemplo.

Comments are closed.

Top